La escritura de artículos científicos: Algunas recomendaciones

La escritura de artículos científicos: Algunas recomendaciones

Hace algunas semanas tuve la oportunidad de realizar un curso sobre cienciometría. La cienciometría es aquella encargada de estudiar la producción científica y medir su impacto. Según la anterior definición quiero resaltar una palabra que es fundamental en el proceso de escritura de un artículo científico y es el impacto.

El impacto de una publicación ya sea un artículo o una revista, tiene una serie de métricas mediante las cuales podemos determinar que tanto influye ese documento, revista o autor en la comunidad científica. Mi interés en este caso no es profundizar las métricas, las cuales ahondaremos en un taller que pensamos realizar este 2020 con todos ustedes, sino que hablemos un poco más sobre influenciar con nuestros textos a los lectores.

Es claro que, como escritores de textos científicos o aspirantes a serlos, queremos comunicar de forma efectiva la información o el conocimiento del que disponemos. De allí la necesidad de tener una serie de herramientas que faciliten esos procesos. Por ello compartiremos con ustedes una serie de recomendaciones:

  • Organización: Los textos requieren una estructura y una secuencia lógica de sucesos. Esta recomendación aplica a todo documento y muy especialmente en los artículos científicos donde uno de los ejemplos más frecuentes es el acrónimo IMRD (introducción, metodología, resultados y discusión con conclusiones). La idea de la organización es poder guiar al lector y facilitarle el proceso de lectura mediante aclaraciones de cada uno de los apartados del documento.
  • Tono: Aunque actualmente muchas revistas científicas no se encasillan en un tipo único de tono si persiste una tendencia y una solicitud por las mismas ante el uso de la voz pasiva. La voz pasiva es aquella donde se presenta al sujeto como pasivo (En lugar de “recolectamos una serie de datos” se usa “Se recolectaron una serie de datos”). Es importante aclarar que no es camisa de fuerza, pero igualmente vale la pena tenerlo en cuenta.
  • Mida sus palabras: Aquí vale la pena resaltar el clásico dicho de “menos es más”. Usualmente en los artículos científicos se da prelación a la economía de palabras. Siempre busque como simplificar lo que desea comunicar para facilitar la lectura. Vale la pena recordar que estos no son textos literarios ampliamente descriptivos sobre sucesos, sino que por el contrario la intención es ser claros y concisos en el mensaje que se quiere dejar a la audiencia.
  • Evite la redundancia: Un interés que tienen los autores de artículos científicos es que los conceptos sean lo mas claro posibles para los lectores y de esta forma se cometen en distintas oportunidades el error de repetir. Aunque aclarar una idea es necesario esto no es sinónimo de repetirla permanentemente en el texto y sobre todo utilizando las mismas palabras para describirlas. Construir un artículo ordenado también facilita que se expongan las ideas principales al inicio y se profundicen a medida que avanza el texto.

Espero que estas recomendaciones sean de mucho provecho para todos nuestros seguidores. Recuerden seguirnos en nuestras redes sociales y estén atentos a nuestras próximas publicaciones donde tendremos más sorpresas. El próximo mes de marzo estaremos anunciando nuestra primera charla virtual del año así que estén muy pendientes ya que vienen temas muy interesantes.

Investigación Investigar Artículos Impacto

Participe y comente esta publicación