Una experiencia de siembra que trasciende en el tiempo

Una experiencia de siembra que trasciende en el tiempo

El pasado sábado 18 de febrero se llevó a cabo con éxito la primera jornada de siembra del año, una actividad enriquecedora que nos ayuda a cumplir con nuestro principal propósito del área ambiental: La reforestación de la vereda Llanadas, en la Mesa de los Santos.

En esta oportunidad, poco más de 60 voluntarios estuvieron durante toda la mañana del sábado sembrando, como resultado de ello, hoy contamos con 200 árboles más que con el tiempo formarán un gran valle, que ayudará a retornar el agua a la vereda, beneficiando a las familias que allí habitan.

Es importante resaltar que para quienes hacen parte de estas jornadas no es solo una actividad de siembra, sino una oportunidad para vivir una experiencia completa, disfrutar del paisaje y su vegetación, contemplar el imponente cañón del Chicamocha, pero sobretodo, compartir con la gente de la vereda al son de la buena música y el canto de los niños, producto de las actividades musicales de la Fundación.

Nuestras jornadas se realizan cada dos meses, con el objetivo de seguir preservando una especie endémica del Cañón del Chicamocha en vía de extinción, llamada Ceiba Barrigona. Éstas actividades sin duda, nos motivan y nos siguen impulsando a seguir haciendo de este proyecto una bella realidad.

Participe y comente esta publicación